________________________

ARCHIVOS

 

UN JUSTO DE LAS NACIONES PERUANO

Siendo Cónsul General del Perù en Ginebra José María Barreto, fue contactado a mediados del año 1943 por el «Comité internacional para la ubicación de intelectuales refugiados» (Comité International pour le Placement des Intellectuels réfugiés) con el ruego de emitir pasaportes peruanos a nombre de intelectuales judíos polacos que muy probablemente serían trasladados a Alemania y ejecutados.

La actitud de Barreto, que reflejó un extraordinario valor humano, no fue aceptada por el Presidente del Perú, Manuel Prado Ugarteche, ni por su Canciller Alfredo Solf y Muro.

Ellos condenaron a José María Barreto y rubricaron la Resolución Suprema Nº 958 de fecha 17 de agosto de 1943, cuyo texto es como sigue:
1o «Es urgente comunique Gobierno suizo pasaportes otorgados por Cónsul nuestro en Ginebra son nulos y por lo tanto, procure retirarlos de sus actuales poseedores. Sírvase remitir por correo aéreo lista completa y número cada pasaporte, para impedir entrada al Perú. 2º Nombramiento Barreto cancelado. Comunique su retiro a ese Gobierno y disponga clausura oficina consular ».

Tuvieron que pasar muchos antes de que José María Barreto obtuviera el reconocimiento de Yad Vashem como justo de las Naciones, este reconocimiento se dio recien en el año 2014 por su participación en salvar la vida de 58 judíos —incluyendo 4 niños— en Francia.

Jose María Barreto Justo entre las naciones